Google+ Followers

lunes, 28 de octubre de 2013

¿Sangre del diablo?

















¿Sangre del diablo?
Conocido, entre otros nombres, por el diente del diablo, Hydnellum peckii, es una seta rara que cuando la vemos por primera vez nos llama la atención por sus gotas rojas que salpican la cutícula. Lo de diente del diablo debe de ser por la forma de muela que tiene cuando la vemos de perfil, aunque es difícil de observar en esta posición, ya que suele estar hundida en el manto vegetal que forman las acículas de pino. Siempre me la he encontrado en el interior del pinar. 
En el detalle de esta imagen observamos las pequeñas gotas rojas encima de la cutícula, entre numerosas acículas de pino que son embebidas por la seta.     

Canon EOS 7D
Objetivo Canon 180 f/3,5L Macro USM con anillo de extensión Canon EF12 II
Velocidad 0,4 seg
F/22-Flash AV

jueves, 24 de octubre de 2013

¡E.T. está entre nosotros!


















¡Un amigo de E.T.!
Si miramos a sus voluminosos ojos, podríamos estar hablando de un extraterrestre, de un colega de E.T. Si Steven Spielberg hubiera conocido antes a nuestro amigo, quizás la cara del afamado extraterrestre seria esta. 
Realmente se trata de un Insecto de Santa Teresa, Mantis religiosa, nombre que adopta por su parecido con una persona que reza al tener en posición de descanso las fuertes patas anteriores dobladas. Son insectos que tienen movilidad en su cuello, permitiéndolos girar la cabeza, adaptación que aprovecha perfectamente para localizar y capturar a sus presas. Es totalmente inofensivo para las personas humanas y además contribuye a eliminar numerosos insectos de nuestro jardín, controlando con su depredación que se originen plagas. Creo qué si tuviésemos la oportunidad de observar a este magnífico insecto, cambiaríamos nuestra nefasta opinión sobre él. Sus movimientos sobre la vegetación y muros son muy sigilosos y a la vez estilizados, cualquier cambio en su entorno llamará su atención, girando rápidamente su cabeza hacia él.
Canon EOS 7D
Objetivo Canon 180 f/3,5L Macro USM con anillo de extensión Kenko DG 12,20,36 mm
Velocidad 1/160 seg
F/8-Flash AV

jueves, 17 de octubre de 2013

La gota que rebota


























La gota que rebota
A primera vista parece que la gota rebota, creando una estela vertical, pero es un efecto óptico –podríamos decir que se acerca, salvando las distancias, a una obra de Escher, pues no deja de ser un juego visual– . El juego visual de esta imagen se consigue fácilmente, utilizando para su realización pequeñas dosis de imaginación y dominio de la técnica.
La gota grande reposa sobre el pétalo inferior de la flor, ya que ha caído anteriormente. La segunda y pequeña gota es captada y fijada en la imagen por la cámara gracias al flash en alta velocidad (AV), pero la velocidad de sincronización de la cámara es baja –obturador lento–, lo que facilita que continúe la caída libre de la pequeña gota hasta que se cierra el obturador, dejando una estela vertical de su recorrido y posteriormente rebota creando una estela con recorrido oblicuo.
El efecto óptico que se produce es, al menos curioso, dejando una imagen con elementos de composición y relleno estáticos, pero no exenta de cierta dinámica producida por la gota de agua.
Canon EOS 7D
Objetivo Canon 180 f/3,5L Macro USM con anillo de extensión Kenko DG 12,20,36 mm
Velocidad 1/20 seg
F/3,5-Flash AV

lunes, 14 de octubre de 2013

Un fruto, una semilla


















Un fruto, una semilla
Comienza el majuelo o espino albar, Crataegus monogyna, a perder sus hojas, propio de la estación que estamos disfrutando. Ahora nos llama la atención sus frutos de forma de óvalo o esféricos de color rojo que, curiosamente sólo tienen una sola semilla. Pero esta pequeña perla roja está muy solicitada por diferentes especies de aves, que se alimentan y dispersan sus semillas por la campiña. También, según podemos observar en la imagen, son colonizados por pequeñas y numerosas arañas que tejen su tela en las ramas terminales del arbusto, siempre buscando una pequeña presa que engullir. Es la época de las setas, pero también de los mosquitos que las acompañan hasta su triste descomposición, por eso las arañas toman posiciones, convirtiendo el espacio aéreo en verdaderos capturaderos de insectos.   
Canon EOS 5D
Objetivo Canon 180 f/3,5L Macro USM 
Velocidad 1/25 seg
F/8

martes, 8 de octubre de 2013

La seta de los cuentos


















La seta de los cuentos
"Érase una vez una casita con un tejado de color rojo muy llamativo, adornado con pequeñas tejas blancas que... "  La amanita muscaria, es sin duda la seta de los gnomos, perdón "la casa", siempre unida a fenómenos fantásticos de hadas y aquelarres, dando a las pócimas una magia especial en las leyendas de brujas y hechiceros. Cuando paseamos por el bosque y encontramos a esta seta tóxica, pero no mortal, debemos pensar además de lo dicho anteriormente que, cumple una función muy importante dentro de este cuento de la vida. Está asociada en forma de simbiosis micorrízica  a los árboles y arbustos que la sombrean, es decir, en palabras de este mundo, la seta cede al árbol a través de su raíz nutrientes minerales y agua, y la seta obtiene de este vitaminas e hidratos de carbono, por tanto ambos se benefician de la sociedad. Entendido esto, ya podemos pasear por el bosque sin necesidad de patear –que el hombre no separe aquello que Dios unió, aunque como ocurre en otras sociedades sea sólo por simple interés– la amanita muscaria, seta de los enanitos, o como la queramos llamar. ¡Debemos comprender, de una vez por todas, que todos los organismos que componen un ecosistema cumplen una función determinada!. Guardando el equilibrio natural también nosotros nos beneficiamos, aunque como en este caso la seta no sea comestible.
Canon EOS 7D
Objetivo Canon 180 f/3,5L Macro USM 
Velocidad 1/60 seg
F/6,3-Flash AV

viernes, 4 de octubre de 2013

¡Gotas que forman una pequeña galaxia!


















¡Gotas que forman una pequeña galaxia!
Estos días ha llovido mucho, aunque hoy parece que descansa la borrasca. Por las mañanas se produce un rocío otoñal que, produce numerosas y pequeñas gotitas de agua en las hojas, como es el caso de la imagen que vemos, sobre una hoja de Aquilegia vulgaris. Con una profundidad de campo adecuada y un punto de vista bien elegido, podemos abstraer esas gotas de agua del fondo de la hoja. De esta forma creamos un pequeño desenfoque en la hoja, desprendiendo visualmente las gotas de ella, lo que nos produce una sensación de vacío, como si se tratase de una pequeña galaxia. El desenfoque de algunas gotas en el primer plano acentúa aun más la profundidad de la imagen.
Canon EOS 7D
Objetivo Canon 180 f/3,5L Macro USM con anillo de extensión Canon EF12 II
Velocidad 1/40 seg
F/8

miércoles, 2 de octubre de 2013

El engaño de la flor a la mosca


















El engaño de la flor a la mosca
La suculenta, Stapelia gigantea, no escatima esfuerzo a la hora de llamar la atención. La planta en sí, parece algo tímida, pasa desapercibida entre otras de igual rango, pero cuando florece es como "El doctor Jekyll y el señor Hyde" en la novela de Robert Louis Stevenson. La magnífica atracción que ejerce sobre nosotros la enorme y hermosa flor estrellada, nos confunde y repele con el estrepitoso olor a carne putrefacta que desprende. El engaño está tan logrado que, rápidamente las moscas, sobretodo la mosca verde, Lucilia sericata, no duda un instante en aparecer y comienzan las cópulas entre los individuos invitados al falso festín, para seguidamente comenzar la puesta de los huevos alargados que deposita en el centro de la flor. La planta ha engañado perfectamente a la mosca haciéndola creer que se trata de carne putrefacta, esta ve una coyuntura favorable para poner huevos, cuyas larvas se alimentarán de la supuesta carne, mientras tanto la stapelia se aprovecha y es polinizada por ella.
En la imagen podemos observar cómo la mosca deposita los huevos de color blanquecino junto al organo reproductor (parte más oscura) de la flor.
Canon EOS 7D
Objetivo Canon 180 f/3,5L Macro USM con anillo de extensión Canon EF12 II
Velocidad 1/200 seg
F/11-Flash AV