Google+ Followers

jueves, 30 de junio de 2016

El morro de los gorgojos



















Los gorgojos son insectos fitófagos, que producen daños en la agricultura y en ambientes forestales. Su trompa o morro, es utilizado por algunas especies como herramienta de perforación. Las larvas, que no tienen patas, se alimentan en el interior de raíces, tallos y semillas.
Tienen las antenas insertadas entre el principio del morro y los ojos, dando un aspecto extraño a la cabeza. Su rareza es lo que nos hace reparar en ellos, pues su tamaño en la mayoría de los casos es muy reducido.
El individuo de la fotografía, como podemos observar tiene un tamaño minúsculo si lo comparamos con los pétalos de la flor de Paeonia officinalis subsp. macrocarpa.

martes, 28 de junio de 2016

Neurópteros: "supervivientes del Pérmico"

Los registros fósiles y las teorías sobre la evolución de los episodios que conformaron la Pangea, sitúan a los neurópteros en ese período evolutivo. Quizás sean supervivientes de la última etapa del Pérmico, hace más de 250 millones de años. Son, por tanto, verdaderas joyas miniaturizadas de aquella fauna, de la que apenas sobrevivió el 5%, cuando desaparecen entre otras especies los trilobites.
Las nervaduras de las alas dan el nombre al orden. Según podemos ver en la imagen, tiene dos alas transparentes repletas de pequeñas retículas que forman pequeñas celdas. Los ojos en esta especie en concreto son muy llamativos, de un rojo intenso que acapara nuestra atención.
Sus largas y delgadas antenas están formadas por pequeños segmentos. Tienen metamorfosis completa, igual que una mariposa y son grandes depredadores, que se alimentan de pequeños insectos.
Personalmente, lo que más me llama la atención de este orden, es la naturaleza de supervivencia que han mostrado, aguantando la extinción más traumática que se ha producido en la Tierra. Su delicada apariencia me deja perplejo: haber aguantado grandes episodios de vulcanismo, gases letales, etc., es sobrenatural.

domingo, 26 de junio de 2016

La escenificación de la oruga fea



















Posiblemente se trata de la oruga de Ocnogyna zoraida, ya que esta especie tiene, dentro de su reducido espacio geográfico, más amplia distribución que la O. hemigena, limitada al Pirineo. Podemos decir que su área de distribución geográfica se limita además del Pirineo francés y español, al centro y sur de España y Portugal.
Esta oruga no da testimonio del imago, pues los colores y el contorno de esta mariposa nocturna, a pesar de su pequeño tamaño, llaman notablemente la atención. No obstante, el contraluz y la pilosidad de la oruga y la planta donde se refugia en las horas diurnas, nos ofrecen una versión más digna.
La escenificación, en este caso, lo es todo.

jueves, 23 de junio de 2016

La estela del Jaguarzo



















Aunque pequeña, la flor del Jaguarzo (Halimium halimifolium) es muy llamativa. Cuando el pequeño arbusto está en plena floración, se cubre de bonitas flores amarillas moteadas en su base.
En los pueblos, antiguamente cuando no existía otro tipo de energía, la planta se recogía seca y se almacenaba para su posterior utilización en el encendido de braseros, chimeneas, cocinas, etc.

martes, 21 de junio de 2016

La mosca avispa



















Se trata de la especie Sphaerophoria scripta, que conforman numerosos géneros y con miles de especies. Frecuentan flores donde coinciden con abejas y avispas, por eso quizás tenga esos colores en el abdomen, mimetizándose con sus depredadores.
Esta especie se cierne como un cernícalo: parece que se para en el aire, desde donde puede tomar cualquier dirección.
Son moscas que consumen el néctar de las flores, aunque también lo hacen con el polen. En esta imagen, vemos justo el momento en el que actúa con su boca chupadora (especie de órgano succionador) sobre la antera del estambre de la flor. Su contribución con el medio natural es muy beneficioso, pues poliniza constantemente la flora de nuestros campos, aunque su apariencia cree cierta confusión en nuestro cerebro.

domingo, 19 de junio de 2016

Lavandera de cascada



















Con una longitud media de 21 cm, la Lavandera cascadeña (Motacilla cinerea), es un ave de colores llamativos: negro sobre amarillo limón en garganta y pecho. Pero cuando la observamos en la naturaleza, lo que nos llama más la atención, es su habilidad para realizar piruetas en el aire, sobre todo cuando intenta capturar algún insecto que osa cruzarse en su camino.
El macho de la fotografía está en todo su esplendor, con las plumas muy cuidadas dispuestas para el cortejo nupcial.

viernes, 17 de junio de 2016

La oruga sedosa



















Oruga invernante, de gran tamaño (60 mm), que se alimentan de plantas herbáceas y algunos arbustos. Como vemos en la imagen, la oruga de Lasiocampa trifolii tiene el cuerpo cubierto de pilosidades sedosas de color amarillento, entre las que llama la atención el color rojizo del primer segmento cercano a la cabeza.  Aunque es de amplia distribución por Europa, sobre todo desde Escandinavia hasta el norte de África, sus orugas tiene una gran mortalidad.

domingo, 12 de junio de 2016

El Pavo real del pinar



























El Pavo real (Pavo cristatus), es originario del sur de Asia, aunque hay versiones que le ubican en Europa antes de la era moderna.
Este ejemplar que véis en la imagen estaba en un pinar con algo de vegetación caducifolia, donde comía de las pequeñas hierbas que pueden salir en estos bosques tan apretados, donde apenas entra el Sol. Con toda seguridad, su casa no andará muy lejos de este lugar.
A pesar de ser tan conocido por su gran belleza y estética, no me pude reprimir y le saqué algunas fotografías en este hábitat impropio de esta ave galliforme.

miércoles, 8 de junio de 2016

La Chinche del Milan



























Los Pentatómidos, o Chinches de escudo, como Graphosoma italicum, son también conocidos como Chinches hediondas; por el olor desagradable que producen algunas especies.
El color con rayas rojas y negras, se identifica plenamente con la camiseta del CD Milan.
En primavera, además de su alimentación, dedican gran parte de su tiempo a menesteres reproductores, tal como vemos en esta imagen.

lunes, 6 de junio de 2016

La rana trepadora



















En Península Ibérica su distribución se extiende al oeste y norte, con su límite más occidental en Sierra Morena. La Ranita de San Antonio ibérica (Hyla arborea molleri), es más pequeña que la del resto de Europa central y sus miembros posteriores son más largos. La coloración varía, pues se adapta al hábitat donde pasa desapercibida en posición de reposo. Su movilidad entre la vegetación ribereña es espectacular, avanzando entre la vegetación palustre entre contorsiones y pequeños saltos que amortigua con sus pequeños dedos que poseen discos adhesivos en sus extremos.
En la imagen está en la hoja de una enea (Typha angustifolia).

viernes, 3 de junio de 2016

¡Curiosidades o casualidades!



























Curiosa forma la de estas flores que, han perdido toda su belleza, pero mantienen un vínculo que la une en su última etapa. Podemos decir que es una casualidad, ya que ambas estructuras básicas se abren de la misma forma y conforman casi una simetría axial.

miércoles, 1 de junio de 2016

El Sello de Salomón



















El Sello de Salomón, beatamaría, ... (Polygonatum odoratum), es un preciosa hierba con una mágnifica fragancia que emana de sus flores. De ahí viene su nombre científico, precisamente del olor agradable y delicado que desprenden sus flores, que se disponen alineadas a lo largo de su tallo.
Pero también tiene magníficas propiedades medicinales, sobre todo en la medicina popular, aunque las pruebas científicas más rigurosas, descartan gran parte de las atribuciones populares y se centran en la presencia de la glucoquinina que actúa de forma más lenta que la insulina, pero más duradera; por tanto muy eficaz para la enfermedad de la diabetes.
En la imagen podemos apreciar la planta completa en el interior de las gotas de agua que han quedado suspendidas en las flores.