Google+ Followers

jueves, 11 de diciembre de 2014

Encina atrapada

















Encina atrapada
Estos días con niebla y por tanto con mucha saturación de agua en el ambiente, nos ofrecen ocasiones inmejorables para jugar con los elementos. En este caso una simple gota de agua que crece, se hace grande y pesada, y al final obedece a la ley de la gravedad y desaparece. Y vuelta a empezar. 
Por otro lado una vieja encina que, como testigo del tiempo, permanece quieta y orgullosa, quizás con cierta rigidez en sus fuertes ramas que nunca fueron amputadas. No se trata de aguar la fiesta a nada ni a nadie, pero podemos jugar a ser M. C. Escher, y tratar de hacer posible lo imposible.

Canon EOS 7D
Objetivo Canon 180 f/3,5L Macro USM con anillo de extensión Canon EF12 II
Velocidad 1/30 seg
F/14 –Flash AV–