Google+ Followers

viernes, 18 de diciembre de 2015

El bostezo de la grulla

























El bostezo de la grulla
Una vez han comido, las grullas pasan bastante tiempo inactivas, atusándose las plumas o simplemente descansando. Esta que vemos en la imagen, concretamente lo que hacía era bostezar, quizás algo cansada de no hacer nada o por aburrimiento. Aunque si nos ceñimos a estudios realizados en seres humanos, lo mismo está ventilando el cerebro. Fuera de bromas, en realidad la temperatura exterior en esta mañana no superaba los 0ºC.