Google+ Followers

viernes, 20 de enero de 2017

Corriente de agua anastomasada



















De esta forma podríamos titular esta imagen, igual que un río anastomasado, sorteando los islotes o sedimentos. En nuestro caso, estos islotes están formados por bancos de pequeñas burbujas, sujetas en las algas que se disponen arbitrariamente en la corriente de agua.
La pequeña profundidad del arroyo y su escasa pendiente derivan en una velocidad del agua lenta, que favorece el depósito de sedimento, acunando a las pequeñas algas.
El agrupamiento de estas pequeñas burbujas, por encima de las algas, nos proporciona la percepción de islotes que marcan el itinerario del agua.