Google+ Followers

lunes, 7 de marzo de 2016

El pájaro de ojos grandes y pecho rojo


















Siempre que veo a este pequeño pájaro, bien conocido como es el Petirrojo (Erithacus rubecula), me llama la atención sobremanera el color rojo del pecho y frente, pero su mirada es algo que me cautiva. Es una mirada entrañable, de un pájaro noble y a la vez simpático, que al mismo tiempo es viva y cercana. Me recuerda a la mirada de los delfines.
En estos días de invierno, muchos pasan sus últimas horas buscando algo que comer entre la nieve. Los que lo consiguen, disfrutarán de un día más para seguir buscando; sin embargo, otros no tendrán tanta suerte, y pasarán sus últimas horas con las plumas ahuecadas, como una bola, y su mirada será triste. Espero, que el de la imagen tenga la suerte a su favor, que encuentre algo que llevarse al pequeño pico y pueda repetir vivencia mañana. ¡Es un pájaro encantador!