Google+ Followers

viernes, 2 de septiembre de 2016

Curvas orgánicas y color




















Las líneas curvas nos muestran movimiento y el continuo cambio de dirección. Cuando la línea curva obedece a expresiones matemáticas, las ubicamos en la geometría. Cuando muestran una forma que no está sometida a ninguna regla, recorren el espacio tridimensional con libertad, mostrando formas singulares. Estas líneas orgánicas, que algunos pintores del siglo XX, como Joan Miró, Picasso, etc, utilizaron en sus pinturas para crear formas ambiguas y abstractas, no son otra cosa que formas caprichosas de la naturaleza.
El color de fondo amarillo, nos relaciona aún más con el medio natural, asociado psicológicamente con el deseo humano de la liberación. Ambos componentes estimulan sensorialmente nuestra percepción visual de la composición.
La profundidad está creada por la disposición de los elementos que configuran la imagen, situando las formas más cercanas a la derecha en un plano anterior, dejando el espacio de la izquierda, desenfocado, para lo más distante, con un fondo violeta más místico que nos transmite profundidad.