Google+ Followers

domingo, 2 de octubre de 2016

La rigidez de la oruga



















Resultan curiosas las orugas de la familia Geometridae, por lo general de pequeño tamaño y de características morfológicas muy interesantes. Son tan peculiares, que nos permiten diferenciarlas del resto de orugas, ya que el "abdomen sólo tienen un par de falsas patas abdominales y otras anales, estas últimas muy fuertes y bien desarrolladas" (Carlos Gómez de Aizpúrua).
Se confunden con mucha facilidad con el hábitat, bien por el color, protuberancias, espinas, verrugas, etc. Su comportamiento es curioso, pues se quedan inmóviles, camuflándose de la mejor manera posible.
Concretamente, en la de esta imagen, su localización fue casual. Personalmente para mi, su presencia pasó inadvertida, pues dado su pequeño tamaño (12mm) me parecía la terminación de la hierba que estaba seca. Fue mi compañera, Ángela, quién me advirtió de su presencia, al observar que se movía.
El tamaño de esta oruga, podría tratarse de Rhodometra sacraria, contrasta sobremanera con la hierba donde se sujeta, agarrándose con la parte final del abdomen, adquiriendo con su inmovilidad un gran mimetismo.