Google+ Followers

viernes, 11 de noviembre de 2016

Esfinge colibrí



















No es extraño ver a Macroglossum stellatarum desde el mes de mayo hasta octubre, siempre inquieto y volando de flor en flor. Sin embargo, algo está cambiando en el clima que repercute en el periodo de estancia de este insecto: la fotografía ha sido realizada en los primeros días de noviembre, pero lo curioso es que había más de uno sobrevolando las zinnias del jardín.
También es verdad que en regiones donde el clima es benigno, los imagos pasan el invierno escondidos; cualquier lugar que ofrezca cierta cobertura y garantías en su estancia es bienvenido. Estos individuos suelen volar a comienzos de la primavera, incluso antes de que aparezcan las nuevas esfinges invernantes de las crisálidas del año anterior.
La fotografía ha sido tomada con luz natural y sin trípode, algo que cuando empecé hace más de 40 años, hubiese sido imposible. Las nuevas tecnología han dado al fotógrafo una magnífica herramienta, que ofrece la posibilidad de realizar imágenes impensables en otra época.