Google+ Followers

viernes, 9 de diciembre de 2016

¡A toda máquina!



















Es lo primero que me vino a la imaginación, cuando vi los sucesivos cortes mal realizados sobre este roble: una embarcación (parte hueca del árbol) en plena mar embravecida, donde las olas son dibujadas por el relieve que forma parte de los cortes de la motosierra.