Google+ Followers

jueves, 17 de octubre de 2013

La gota que rebota


























La gota que rebota
A primera vista parece que la gota rebota, creando una estela vertical, pero es un efecto óptico –podríamos decir que se acerca, salvando las distancias, a una obra de Escher, pues no deja de ser un juego visual– . El juego visual de esta imagen se consigue fácilmente, utilizando para su realización pequeñas dosis de imaginación y dominio de la técnica.
La gota grande reposa sobre el pétalo inferior de la flor, ya que ha caído anteriormente. La segunda y pequeña gota es captada y fijada en la imagen por la cámara gracias al flash en alta velocidad (AV), pero la velocidad de sincronización de la cámara es baja –obturador lento–, lo que facilita que continúe la caída libre de la pequeña gota hasta que se cierra el obturador, dejando una estela vertical de su recorrido y posteriormente rebota creando una estela con recorrido oblicuo.
El efecto óptico que se produce es, al menos curioso, dejando una imagen con elementos de composición y relleno estáticos, pero no exenta de cierta dinámica producida por la gota de agua.
Canon EOS 7D
Objetivo Canon 180 f/3,5L Macro USM con anillo de extensión Kenko DG 12,20,36 mm
Velocidad 1/20 seg
F/3,5-Flash AV