Google+ Followers

martes, 8 de octubre de 2013

La seta de los cuentos


















La seta de los cuentos
"Érase una vez una casita con un tejado de color rojo muy llamativo, adornado con pequeñas tejas blancas que... "  La amanita muscaria, es sin duda la seta de los gnomos, perdón "la casa", siempre unida a fenómenos fantásticos de hadas y aquelarres, dando a las pócimas una magia especial en las leyendas de brujas y hechiceros. Cuando paseamos por el bosque y encontramos a esta seta tóxica, pero no mortal, debemos pensar además de lo dicho anteriormente que, cumple una función muy importante dentro de este cuento de la vida. Está asociada en forma de simbiosis micorrízica  a los árboles y arbustos que la sombrean, es decir, en palabras de este mundo, la seta cede al árbol a través de su raíz nutrientes minerales y agua, y la seta obtiene de este vitaminas e hidratos de carbono, por tanto ambos se benefician de la sociedad. Entendido esto, ya podemos pasear por el bosque sin necesidad de patear –que el hombre no separe aquello que Dios unió, aunque como ocurre en otras sociedades sea sólo por simple interés– la amanita muscaria, seta de los enanitos, o como la queramos llamar. ¡Debemos comprender, de una vez por todas, que todos los organismos que componen un ecosistema cumplen una función determinada!. Guardando el equilibrio natural también nosotros nos beneficiamos, aunque como en este caso la seta no sea comestible.
Canon EOS 7D
Objetivo Canon 180 f/3,5L Macro USM 
Velocidad 1/60 seg
F/6,3-Flash AV