Google+ Followers

domingo, 24 de julio de 2016

Las dos caras de la moneda



















Esta mariposa nocturna (Catocala elocata), que tiene un gran dimorfismo en las alas: el anverso de color gris, con líneas transversales poco acentuadas y quebradas, muy miméticas, contrastan notablemente con las posteriores que son aposemáticas según vemos en la imagen, de color rojo con unas franjas negras y los márgenes también negros, con fimbrias ocres. No deja de ser curioso este contraste "entre las dos caras de la moneda" incluso me pregunto si sus colores del reverso actúan para persuadir a los depredadores; personalmente he visto cómo atacan las grajillas a estas mariposas entre la vegetación de álamos y sauces, realizando pasadas cercanas a las copas de los árboles.
Cuando está en reposo, permanece inmóvil y pasa desapercibida, mientras que cuando nota la presencia de un intruso, rápidamente inicia el vuelo, ocasión que aprovecha el depredador para capturarlos.