Google+ Followers

domingo, 22 de mayo de 2016

La otra imagen de la procesionaria del pino



















Como ya sabemos, la Procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa), obtiene su nombre común de las filas que forma al trasladarse a modo de procesión de un árbol a otro. Destruye durante su ciclo las acículas de los pinos, abetos y cedros, causando en la mayoría de las veces daños irreparables para la conífera.
En estos días podemos ver a numerosas filas de procesionarias que, se desplazan entre los herbazales, cumpliendo con la parte del ciclo que corresponde, es decir, enterrándose para pasar a ser crisálida.
Los pelos son urticantes, pero además flotan en el aire, por lo que son fácilmente inhalados por nuestra nariz y boca, provocando irritación e inflamación en las vías respiratorias.
En esta imagen, si nos abstraemos de todo lo anterior, podemos observar que esta oruga no carece de cierto encanto, sobre todo estético y precisamente se lo ofrecen esos pelos urticantes.