Google+ Followers

miércoles, 11 de mayo de 2016

La pequeña flor de la risa



















Así podemos denominar a  la flor de Anagallis arvensis, a la que aún podríamos añadir el adjetivo de campestre. El nombre del género parece que deriva del griego, que viene a indicar una relación con la risa, pues el dicho popular dice que las gallinas cuando la comen cacarean alegremente sin parar.
A pesar de su pequeño tamaño, su intenso color azul llama nuestra atención, así como su anillo pentagonal rojizo y los estambres pelusones con anteras amarillas. Si no fuese por este colorido, pasaría desapercibida en nuestro paseo campero.