Google+ Followers

lunes, 11 de noviembre de 2013

¡Los monstruos del bosque!


















¡Los monstruos del bosque!
Los viejos bosques umbrosos de castaños, Castanea sativa, son sin duda lugares únicos, dignos de ser disfrutados en cada rincón. El otoño es mi época preferida para visitarlos, con sus hojas que tornan a colores que van desde diferentes tonos de verdes, amarillos y ocres, algunos muy rojizos. El paseo es agradable e interesante, hay numerosos pájaros que canturrean a nuestro alrededor, ardillas que buscan castañas, setas y muchos erizos que cubren el suelo, pero cuando me encuentro con ejemplares centenarios, que no han sido tocados por la mano del hombre y han crecido a su antojo, el lugar rezuma un aroma especial, son verdaderos "monstruos del bosque" que han pasado desapercibidos o bien han sido indultados. En alguna ocasión hemos podido comprobar la circunferencia de algún ejemplar que, hemos abrazado cinco personas y no llegábamos a juntar nuestras manos, ¡verdaderos colosos del tiempo!
Antiguamente su fruto era muy apreciado, utilizándose en numerosas recetas gastronómicas de la zona, no sólo como condimento, sino también era base importante de la alimentación del plato cocinado, había que llenar la "andorga" –estómago–, como decimos en mi tierra.
En la imagen que presento hoy, puedo asegurar que se trata de uno de los castaños más grandes de la Sierra de San Vicente, posiblemente su copa tenga un diámetros de más de 30 m, con ramas que van cediendo por su peso con el paso del tiempo.

Canon EOS 7D
Objetivo Canon 15-85 f/3,5-5,6L IS USM 
Velocidad 1/2 seg
F/22