Google+ Followers

martes, 16 de febrero de 2016

La Cabra Montés de Gredos


























De las cuatro subespecies de cabras que hay en la Península Ibérica, la Cabra Montés de Gredos (Capra pyrenaica subsp. victoriae), de alguna forma, se la debemos al entusiasmo de Pedro Pidal y Bernaldo de Quirós, marqués de Villaviciosa de Asturias, al que algún día haré un pequeño homenaje en este blog. A lo que iba, digo eso de la deuda, porque gracias a su entusiasmo y tesón, hoy día podemos disfrutar de esta especie en el Sistema Central. Pedro Pidal creó un refugio en el Coto Real de Gredos, en el que contrató como guardas a los mayores furtivos de la zona. Los ejemplares iban disminuyendo a pasos agigantados, llegando casi a su extinción. Después de crear el Coto Real, se pudieron recuperar rápidamente las poblaciones. Actualmente podemos disfrutar de estos bóvidos; de su espléndido porte, con unos cuernos de gran tamaño y aspecto muy saludable.